Marcapasos


Son dispositivos eléctricos que hacen latir el corazón a base de descargar impulsos eléctricos, que reemplazan al propio sistema de control del corazón y garantizan un latidoo sincronizado y suficiente. Pueden ser transitorios o definitivos. De cualquier modo, cuando el corazón de uno late normalmente, se quedan automáticamente en reposo.
En general, consisten en una cajita de poco peso (medio kilo) que se implanta debajo de la piel, y de la cual salen uno o dos cablecillos flexibles que se hacen llegar hasta la aurícula derecha por una vena grande bajo la piel. La cajita lleva una batería de litio que dura más de 10 años. Hay marcapasos de muchos tipos, incluyendo algunos muy especializados para tratar tipos específicos de arritmias resistentes a medicación.

Vivir con un marcapasos presenta pequeños problemas por interferencias eléctricas externas. La gente con marcapasos debe evitar campos electromagnéticos poderosos como los que se encuentran en la resonancia nuclear magnética, o en las líneas de transmisión de alto voltaje, o en soldadores de arco; también deben evitar, obviamente, los golpes externos sobre el marcapasos. Los marcapasos modernos no resultan afectados por los hornos microondas, aunque pueda uno ver los avisos aún en las cafeterías.
Vínculo